El Rey Manasés, Su Pecado Y El Pecado De Toda Una Nación