G12; Crónicas de Piedras Negras (México)

Torreón, Reynosa, Texas

 

 

El día 28 de abril del corriente, y después de un casi interminable viaje, partiendo de Madrid (Barajas), llegué finalmente a MacAllen (Texas), donde muy gentilmente vino a recogerme mi buen amigo el Dr. Antonio Bolainez al aeropuerto.

Después de participar en el programa de radio del doctor – El Mundo Actual – donde hablamos entre otras cosas de la extrema necesidad de ser sagaces en estos tiempos tan difíciles, nos encontramos un poco más tarde con nuestro común camarada, el Pr. Willie Pérez. Cruzando la frontera, entramos en Reynosa (Tamaulipas), y allí, en las instalaciones de la iglesia que él pastorea, nos presentaron al pastor Porfirio Díaz. Los cuatro entonces, iniciamos el largo viaje por carretera hacia Torreón (Coahuila), llegando felizmente allí, habiendo oscurecido.

 

El motivo de este viaje fue asistir – el Dr. Bolainez y un servidor - como conferenciantes en el XXIV Concilio Nacional de la Alianza Cristiana y Misionera de México, el cual se celebraría del 30 de Abril al 2 de Mayo.

 

El local de reunión estuvo siempre prácticamente lleno, y la gran mayoría de los asistentes eran ministros de dicho concilio, además de otros muy estimados hermanos.

 

Así pues, por la mañana se inició la conferencia, y el Dr. Bolainez estuvo dando toda una enseñanza basándose en las siete iglesias de Apocalipsis, analizando las diferentes particularidades de ellas, y comparando el asunto con la realidad eclesial actual, lo cual fue de un gran provecho.

Cabe decir aquí, que tanto el Dr. Bolainez como mi persona, estuvimos mostrando a los pastores reunidos allí en el contexto de nuestra enseñanza, la realidad del G12 o Gobierno de doce, tanto en la versión Castellanos como la de Cash Luna. Muchos se asombraron al entender la realidad de los "Encuentros", y de su calco en relación a los Cursillos de Cristiandad católicos.

 

"El Dr. Antonio Bolainez en su conferencia en Torreón (Coahuila)"

"El Pr. Miguel Rosell, en su participación en Torreón (Coahuila)"

 

1. En Torreón, entendiendo acerca del Reino

"Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación" Daniel 2: 44, 45

Cuando llegó mi turno, presenté mi conferencia, titulada: "Acerca de la llamada "teología del Dominio". Expliqué acerca del tremendo error de creer que "ahora es el reino", con todas las implicaciones que eso conlleva. Esa enseñanza la impartí en tres sesiones, ese día y al día siguiente.

 

Generalmente cuando un testigo de Jehová se tropieza con un evangélico, lo primero que le pregunta es acerca del entendimiento que tiene del Reino. El evangélico, por regla general, no sabe muy bien que responder, e intuitivamente le habla acerca de la salvación. Entonces, el testigo insiste sobre la cuestión del Reino, y no se mueve de allí... ¿por qué? Porque se le ha adoctrinado en el sentido de que el evangélico poco sabe realmente acerca de la cuestión del Reino, y lamentablemente, esa es la realidad en muchos casos.

 

Muchos confunden el Reino de Dios en el que el verdadero creyente debe vivir y está en su interior y en la Iglesia, con el Reino que todavía ha de venir físicamente, y ése es el aludido por esa porción de Daniel.

 

El correcto entendimiento acerca de la cuestión del Reino que todavía ha de venir, nos es básica para dos cosas:

 

  1. Entender a cabalidad la verdad de Dios revelada en Su Palabra.
  2. Conocer el engaño extremadamente sagaz en el que el enemigo pretende que entremos...y muchos entran.

Sin lugar a dudas, la cuestión escatológica es primordial para poder entender como Dios se mueve en tiempo y en el espacio, y qué esperar en lo presente y lo por venir, ya que la Biblia es muy clara al respecto, aunque muchos no quieran apercibirse de ello.

 

"El Reino es consecuencia de la venida gloriosa del Rey"

 

 

"El Dr. Antonio Bolainez y el Pr. Miguel Rosell en Torreón (Coahuila)"

 

Los judíos rechazaron a Cristo como Rey, y el Reino fue rechazado también (porque no puede haber un Reino sin un Rey presente). Cuando eso ocurrió, Jesús exclamó sobre Jerusalén:

 

"¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina junta sus polluelos debajo de las alas, y no quisiste! He aquí vuestra casa os es dejada desierta. Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre del Señor (Mateo 23: 37-39)

 

Poco antes de ir a la cruz,  Jesucristo mismo le dijo a Pilato:

 

"Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí." (Juan 8: 36)

 

Con estas palabras, el Señor dejó claro que el Reino no se quedó en la tierra, a pesar de que los dominionistas insisten en lo contrario. Un conocido ministerio neopentecostal argentino – el de Daniel Cipolla - tiene el siguiente lema:

 

"Que la Iglesia de Jesucristo establezca el Reino de Dios para transformar al mundo"

 

Pero, démonos cuenta de lo siguiente: el Señor Jesús no animó a sus discípulos en nada que tuviera que ver con el establecimiento del Reino en la tierra, sino en serle testigos en Jerusalén, Judea, Samaria, y hasta lo último de la tierra (Hch. 1: 8). Serle testigo (mártir, en gr.) nada tiene que ver con establecer el Reino. Los judíos siempre entendieron que el Reino era algo literal, futuro; un reino terrenal de Dios que había de venir. Jesús nunca corrigió a los judíos de su día, aunque sí les desafió acerca de otros muchos aspectos de sus creencias. Nunca jamás asoció Su resurrección con el levantamiento de un Reino judeo-gentil supuestamente llamado Iglesia, y ni tampoco eso estaba en la mente de los primeros cristianos.

 

La Iglesia – es decir, la suma de los verdaderos discípulos de Cristo – no ha sido comisionada por Cristo para establecer el Reino. Eso es un error que tiene sus consecuencias prácticas.

 

"De derecha a izquierda: el Pr. Porfirio Flores, el Dr. Antonio Bolainez, el Pr. Willie Pérez, el Hno. Víctor Morales, el Pr. Miguel Rosell"

 

Para que el Reino sea establecido, es preciso un súper avivamiento... dicen

No obstante, enseñan que para que el Reino se establezca, es necesario un avivamiento mundial y una reforma mundial, y esto hará:

 

 

Conforme a la mente natural, esto es lo que nos gustaría que ocurriera sin lugar a dudas, pero no es lo que la Biblia nos dice, y lo importante, es creer lo que la Palabra de Dios nos enseña, y no otra cosa, por muy deseable que sea.

 

Toda esta espuria enseñanza es resultado de una equivocada formación escatológica, que parte de la posición POSMILENARISTA de la iglesia católica (S. Agustín). Es un planteamiento sumamente utópico y declaradamente fantasioso. Es lamentable que tantos de estos engañados por esos falsos maestros dominionistas, no se percaten, o no quieran reconocer, que hoy por hoy – por poner un ejemplo – en la mayoría de las naciones del primer mundo como España, un verdadero cristiano no podría llegar a ser juez, o alcalde, o similar. La razón es muy sencilla, cualquiera de estos cargos están obligados por ley a casar a homosexuales. Difícilmente así se puede pretender "ir tomando posicionamientos en las esferas de poder de este mundo".

Aunque muchas veces hemos dado la definición de lo que es la "teología del Dominio", llamada también, Dominionismo o Reino Ahora, lo haré de nuevo aquí:

 "El Dominionismo o teología del Dominio, es escatología posmilenial y militante, que enseña que la única manera de que el mundo pueda ser rescatado, debe ser a través del poder temporal y terrenal previamente incautado por la Iglesia al mundo. Sólo después que de ese modo el mundo haya sido rescatado, podría entonces regresar el Señor Jesús. Muchos lo espiritualizan diciendo que la Iglesia establecerá el Reino en este mundo con el poder de lo Alto, a modo de un juicio divino"

 

El problema también es que muchos son dominionistas, pero no lo saben; jamás escucharon esta expresión, pero creen lo que enseña el Dominionismo a pie juntillas.

 

Jerarquizando la Iglesia para "establecer" el Reino

C. Peter Wagner enseña que "La Segunda Era Apostólica empezó el año 2001". Y pretendiendo dar mayor énfasis a sus palabras, agrega, dirigiéndose a sus oyentes:

 "Lo importante es que ustedes son la gente de Dios de hoy en día, ustedes representan el reino de Dios, y ustedes saben que, nada ha ocurrido hasta ahora, porque el Gobierno de la Iglesia todavía no se ha establecido" (énfasis nuestro)

("Arise Prophetic Conference";  Gateway Church, San Jose, CA 10/10/2004)

 Claramente ese autor dominionista enseña que el Gobierno (o jerarquía) se ha de establecer en la Iglesia, a modo del romanismo, para que ocurra "lo que hasta ahora no ha ocurrido", es decir, el "Avivamiento Mundial", y consecuentemente, el establecimiento del Reino. Por lo tanto, el Dominionismo enseña que jerarquizando la Iglesia de Jesucristo, y levantándose esos grandes "ungidos", "apóstoles de apóstoles", llegará un momento en que los reinos de este mundo vendrán a ser los reinos de la Iglesia... ¡en vez de los reinos venir a ser de nuestro Dios y de su Cristo (conforme a Ap. 11: 15 al sonar la 7ª trompeta)!

 

¡CUIDADO!: CUANDO LA IGLESIA SE COLOCA EN LUGAR DE CRISTO, SE CONVIERTE EN ANTICRISTO

 

"Compartiendo con los ministros de la Alianza Cristiana y Misionera de México.

 

Fallas por doquier

La "teología del Dominio" tiene fallas por doquier. En primer lugar, está basada en el entendimiento escatológico posmilenarista de Orígenes (s. III) y de Agustín de Hipona (s. IV-V); la enseñanza de este último, uno de los principales pilares del dogma del catolicismo, junto con la declaración conciliar jesuita de Trento. Todos sabemos a estas alturas ya, que el posmilenarismo – es decir, el Reino antes que el Rey – no fue contemplado ni por los discípulos del Señor, ni por la iglesia primitiva hasta después del concilio de Nicea (año 325), pero esa enseñanza de dominio de la Iglesia, le fue muy útil a aquella falsa iglesia que emergía bajo el manto letal del emperador Constantino: la iglesia de Roma.

                                                                                                                                                                                                                            Los dominionistas enseñan que estamos en el tiempo del Reino sobre esta tierra, y que éste será consumado con la venida en gloria de Cristo, y que Cristo sólo podrá regresar hasta que haya transcurrido un periodo sustancial de Gobierno y Reino sobre la tierra. Como podemos ver, según esa espuria enseñanza, es la Iglesia la que pone a los enemigos de Cristo por estrado de sus pies, pero la Palabra dice algo muy distinto:

 

"Jehová dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies" (Salmo 110: 1)

 

Según la Escritura, es el Padre el que pone a los enemigos de Cristo bajo sus pies, y nadie más; ningún arcángel, ninguna potencia de los cielos, menos todavía una Iglesia que no ha sido aún glorificada. Pero según el Dominionismo, es la Iglesia y no el Padre, el que pone a los enemigos de Cristo por estrado de Sus pies, y hasta que no cumpla ese cometido, entienden que Cristo no podrá regresar. De ese modo, ya no es el Padre el que determina la venida de Su Hijo a la tierra, sino la Iglesia. ¿No es eso, no sólo necio, sino hasta blasfemo?

 

Todo ello, desmonta desde la misma base la pseudo teología del Gobierno de Doce que enseña que ahora es el tiempo de "conquistar las ciudades y las naciones", y de discipularlas.

 

"Como apenas se puede leer en esa presentación, es el catolicismo romano de alto rango el "hilo conductor" desde Orígenes (S. III)  hasta nuestros días, en la manifestación del Dominionismo carismático y ecuménico"

 

¿Paulatinamente, o de repente?

El Dominionismo enseña que de forma paulatina, es decir, paso a paso, el Reino irá siendo establecido en esta tierra, pero eso no lo enseña la Escritura. Veámoslo:

 "Estabas mirando,  hasta que una piedra fue cortada,  no con mano,  e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido,  y los desmenuzó... de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro" (Daniel 2: 34; 45)

 

Daniel le interpreta el sueño a Nabucodonosor que él tuvo, y le dice que de forma súbita y muy violenta, los reinos de este mundo, los cuales están siendo representados por esos materiales diversos, serán destruidos ipso facto. Esto es así, porque, como la misma Escritura nos lo dice, solamente cuando esa piedra cortada del monte actúe - y no es con mano, lo cual implica que no es labor de hombres, y por lo tanto, no es labor de la Iglesia - todos los reinos impíos serán destruidos, y de una vez, para que el Reino verdadero, sea instaurado definitivamente. Obviamente esa Piedra es Jesucristo, y lo es en Su Segunda Venida.

 

El entendimiento a cabalidad de lo que es el Reino, y en cuando acontece, es imprescindible para entender muchas otras cosas.  

En el estadio de Gómez Palacios

Ese viernes fuimos al estadio de béisbol de la ciudad de Gómez Palacios (Durango). Allí el Hno. Bolainez tuvo su campaña evangelística. Contra todo pronóstico, las gradas se llenaron de gente, calculando una asistencia de unas 4.000 personas, muchas de ellas todavía inconversas.

Cuando se hizo el llamado a salvación, una multitud pasó al frente y se entregó a Cristo.

"El Hno. Dr. Antonio Bolainez predicando en el estadio"

"El flash de la cámara no puede alumbrar a toda la cantidad de gente que allí se congregó para recibir al Señor en sus vidas"

Cabe mencionar aquí, que algunos pastores se acercaron a nosotros para comentarnos que habían visto a personas implicadas en el G12 junto con sus seguidores, haciendo invocaciones y declaraciones por fuera del estadio, decretando un bloqueo espiritual, para que la Palabra no llegara a las gentes. No lo consiguieron, y además, quedaron públicamente expuestos desde el púlpito. Es indudable el tipo de espíritu que esas personas acarrean.

 

2. El Domingo en Reynosa (México)

De regreso a McAllen (Texas), el domingo por la mañana fuimos para la iglesia de la Alianza Cristiana en Reynosa (México), justo en la frontera, donde trascurre el casi mítico Río Grande o Río Bravo, evocación de aquellas películas del Oeste.

Esta iglesia de Reynosa, es muy especial, no tanto por el número de miembros – unos tres mil – sino por su cálido y amoroso espíritu. En un momento dado, el Pr. Willie Pérez, me dio lugar, y compartí el Evangelio a todas aquellas queridas personas.

"Pr. Miguel Rosell predicando en la iglesia de Reynosa"

"Varias decenas de personas pasaron al frente para recibir a Cristo ese día"

 

Abrimos la Biblia y leímos el siguiente pasaje, haciendo el siguiente comentario:

"Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que,  renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos,  vivamos en este siglo sobria,  justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo" (Tito 2: 11, 13)

La gracia de Dios – manifestada por el Espíritu Santo - nos enseña a renunciar a todo lo que es contrario a Dios, y a todo lo que es conforme a los principios mundanos, así como a vivir en este tiempo, de manera agradable a Dios, y en ese sentido, a aguardar la venida del Señor. En el griego original, el sentido de aguardar es el de esperar con confianza y paciencia la venida del Señor a por nosotros, es decir, la bienaventurada esperanza, también conocida como la dichosa expectativa.

Es significativo lo que el apóstol Pablo enseña aquí, cuando dice que debemos vivir en este mundo y en este tiempo de manera sobria (sófronos en gr.). Ese vocablo se puede también traducir por moderación, lo cual es contrario a la ostentación. Esto echa por tierra todo el planteamiento de los falsos maestros de la prosperidad y su manera de vivir.

 

3. En Piedras Negras (Coahuila); "La verdad oculta detrás del G12"

Al mediodía del martes, partimos el pastor Willie Pérez de la Alianza Cristiana y un servidor rumbo a Piedras Negras, en el estado de Coahuila (México). Dada la rapidez del pastor Willie (lo aseguro), llegamos a tiempo al lugar de destino. Ese viaje y todo lo que se tenía que desarrollar allí, fue bien planificado de antemano, y con mucha oración y lucha espiritual, aunque les aseguro que no fue fácil.

Agradezco de forma muy especial al Pr. Jesús Martínez y su esposa Juanita, que me invitaron a la realización del citado evento. El pastor Martínez tiene la responsabilidad sobre una pequeña pero pujante congregación en esta ciudad, llamada Casa de Dios. Es un hombre muy valiente, ya que el organizar, tanto el evento del Hno. Bolainez, como el mío, le ha representado bastante dificultad en términos naturales; desde aquí, pido que se levante oración por él, su familia y su congregación.

En Piedras Negras se levantó mucha oposición en su momento contra el Dr. Antonio Bolainez, por él cuando fue allí, exponer a la luz la cuestión del G12, sobre todo en su versión "Encuentros". Esa misma oposición, se centró sobre mí, a partir del momento en que el Hno. Bolainez anunció que sería bueno que me invitasen para seguir hablando sobre estas cuestiones. Incluso en su día, tanto el Hno. Bolainez como un servidor recibimos ataques fuertes, descalificaciones, calumnias y demás sandeces por correo electrónico, que una vez más, identifican a esos sujetos defensores de esas calenturas, como lo que en realidad son; cualquier cosa, menos cristianos. Pero la Palabra no está presa.

La conferencia, que se desarrolló por tres días, tuvo por título: "La verdad oculta detrás del G12".

Ese mismo día por la tarde llegamos directamente al lugar donde se iba a celebrar el evento que duraría tres días. Los hermanos encargados de la alabanza estaban ministrando al Señor, y el local se iba llenando.

"Lo que encontramos cuando llegamos; los hermanos alabando a Dios"

"Enseñando en Piedras Negras el primer día de campaña"

 

La verdad oculta detrás del G12

Los días que precedieron al evento, no fueron fáciles para el pastor Jesús Martínez. En la radio local no quisieron pasar el spot completo de la campaña en cuanto al título, sino que lo recortaron diciendo sólo: "La verdad oculta... ". Derribaron alguna pancarta donde se anunciaba la conferencia. Sabemos que se levantaron voces acusadoras y socavadoras que públicamente desprestigiaron el evento y al conferenciante. Hubo también amenazas en cuanto a poner trabas para que yo no pudiera entrar en México, pero mi entrada a ese bello país fue absolutamente conforme a la legalidad, así que no pudieron hacer nada al respecto. Es evidente la cantidad de personal pro G12/Encuentros en esa área, así como su influencia; eso nos da mucho que pensar.

Con todo y con eso, no pudieron impedir que la asistencia al evento cada uno de esos tres días fuera casi memorable, y sabemos que la Palabra correrá, porque no está presa.

El G12 niega al Rey

A pesar del catarro que contraje justamente el día anterior a mi partida, y que me provocó una aparente pérdida de voz (curioso el asunto, cuando a mí esto no me suele pasar), estuve enseñando hasta el final mucho de lo concerniente a la cuestión teológica, para refutar desde la base el falso concepto teocrático del G12 o Gobierno de Doce para la Iglesia.

Como tantas veces ya hemos dicho una y otra vez, sólo Cristo por ser el Señor pudo, y tuvo Sus doce, y ninguno de sus discípulos, ya que ellos entendían a cabalidad, que el asunto de Gobierno de Doce sólo lo podía asumir el Señor Jesús, y se reanudará cuando Él regrese en gloria, y establezca el Reino desde Jerusalén, y sus doce apóstoles sentados sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel:

"Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel." (Mt. 19: 28). 

El llamado Gobierno de Doce (G12) para la Iglesia en estos momentos, en definitiva es un intento torcido y subrepticio de quitarle la gloria a Cristo, asumiendo de esa manera la Iglesia el papel de "Reina", excluyendo de esa forma a Jesucristo como Rey, ahora Él todavía sentado a la diestra del Padre. Es una manera innoble de deshonrar a Cristo, y aún negarlo, y sabemos que el que niega al Hijo, niega al Padre que le envió:

 

"...El que no honra al Hijo, no honra al Padre que le envió" (Jn. 5: 23)

 

"¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. (1 Jn: 2: 22, 23)

 

Se niega que Jesús es el Cristo, es decir, el Rey o Ungido, cuando se pretende que la Iglesia reine en Su lugar a través de un procedimiento teocrático como es el Gobierno de Doce, sólo y exclusivamente atribuible a Cristo Jesús. Haciendo así, no sólo se niega a Cristo, sino al mismo Padre.

 

Se mire como se mire, esa es la realidad espiritual, y muchos todavía no se dan cuenta de ello.

Un utensilio de destrucción

Por demás de no ser evangélico, el G12 es una herramienta jesuita muy importante para conseguir los objetivos de destrucción de los verdaderos cristianos; que el máximo se quede en el Arrebatamiento, y que muchos pasen a engrosar las filas de la emergente falsa iglesia mundial de la Bestia Falso Profeta (Ap. 13: 11ss). De todo esto, no cabe ya la menor de las dudas.

No sólo es requerible, sino absolutamente imperativo que los responsables de las iglesias y demás verdaderos ministerios del Señor, se levanten y en voz en cuello, actúen como verdaderos atalayas de Cristo, dando a conocer con nombres y apellidos, desenmascarando a todos aquellos que promueven esas herejías destructoras, juntamente con sus obras perversas. El tiempo es muy corto, y el pueblo está demasiado adormilado y relajado.

El atalaya, debe mirar en el interior del campamento esta vez

Estaba comentando que el verdadero atalaya de Cristo en estos días, no tiene tanto que otear el horizonte exterior, sino estar viendo lo que ocurre en el campamento, porque el engaño, la seducción y el encantamiento, parten desde adentro de nuestras filas en mayor y más peligrosa manera. El caballo de Troya se ha introducido dentro de las murallas, y encima con aplausos y regocijo por parte de muchos, demasiado ingenuos. 

"Ministrando en Piedras Negras"

"Ibidem"

El tercer día en Piedras Negras

Ese fue el día final de la conferencia, y muy especial, ya que se tocó la cuestión de los "Encuentros". Estuve explicando acerca de los psicodramas que se realizan en los Encuentros, donde la persona que ministra, hace sentar sobre su regazo al ministrado, y le dice que se imagine que está sentado sobre el regazo de su padre, y que le diga todo lo que le han hecho, lo que les ha dolido, y que Él les va a consolar, abrazar, y sanar etc. No es más que una manipulación emocional, una mentira, y un acto mediúmnico. De hecho, el "ministrador" actúa suplantando al Espíritu Santo.

Los Encuentros de César Castellanos o de Cash Luna son copia inequívoca de los católicos Cursillos de Cristiandad. El terror que tiene la organización jerárquica católica de ir perdiendo posicionamiento en los países Latinoamericanos al muchos católicos, hacerse evangélicos, eso ha hecho que sus "think tankers" (pensadores) se pusieran a buscar alternativas para impedir todo eso.

(Ver más en: http://www.centrorey.org/g12_25.html)

Los Encuentros/Cursillos están constituidos para lograr la dependencia de las personas de ellos y del espíritu que se mueve allí, y de quien los dirige, quien a su vez está en mayor o menor medida, bajo el espíritu de la Gran Ramera (Ap. 17).

 

 

"Los pastores, Jesús Martínez de Casa de Dios (Piedras Negras), y Miguel Rosell de Centro Rey (Madrid, España)"

 

"En plena ministración del Espíritu Santo. Los hermanos pasaron adelante para ser sanados y restaurados por haber participado en los "Encuentros"

 

Padeciendo el padecimiento del Calvario...

 

Otra de las muchas prácticas aberrantes que se desarrollan en esa área, son las flagelaciones del alma. Es decir, se les insta a que deben experimentar los sufrimientos que el Señor experimentó cuando fue golpeado con el látigo y en la cruz. Realmente muchos de los "encuentristas" llegan a experimentar un verdadero tormento del alma, todo lo cual no es más que práctica católica, y por supuesto, actuación de demonios.

 

Me trajeron diferentes utensilios de tortura para mostrarlos a todos esa noche, como una corona de espinos, un látigo tipo romano de cinco brazos, unos clavos como los de la cruz. Todos esos utensilios se usan en los Encuentros en esa área, y pretenden representar el sufrimiento de Cristo, el cual cada "encuentrista" también ha de padecer en cierta forma. Con el látigo romano en los Encuentros, uno golpea produciéndose el chasquido correspondiente, y los "encuentristas" que están ya en un trance o semi trance en ese momento, con cada latigazo, se duelen y se convulsionan. ¡Es inconcebible que haya evangélicos que estén cayendo en semejantes aberraciones!

 

La Palabra de Dios nos enseña lo siguiente:

 

"Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados,  el justo por los injustos,  para llevarnos a Dios... " (1 Pedro 3: 17)

 

Intentar emular o participar de ese padecimiento único, el cual sólo Cristo pudo experimentar, es una blasfemia. Intentar padecer como Cristo padeció en el Calvario, no es más que una absurda pantomima, una burla, y al creer que uno padece como Cristo padeció, le convierte en un intruso de Sus padecimientos, ya que sólo Él pudo dar su vida por nosotros, y nadie puede salvarse a sí mismo, ni poco ni mucho.

 

A estos "encuentristas" les está pasando como a los gálatas, cuando Pablo les escribía así:

 

"Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo,  para seguir un evangelio diferente" (Gl. 1: 6)

 

La asistencia los tres días fue pareja, y las personas no querían levantarse de sus asientos, después de estar por más de dos horas escuchando cada vez. Había hambre por la verdad. Tanto ese día como el anterior, al finalizar las conferencias hubo ministración, y salieron al frente muchos hermanos para confesar apartarse de esas malignidades, y rechazar toda obra de Satanás, así como para recibir el perdón, la sanidad y el consuelo del Espíritu Santo.

Somos conscientes de la gran oposición, tanto en lo natural como en lo espiritual que se levantó en lo relacionado con el evento de Piedras Negras, pero a pesar de los ataques espirituales de muchos brujos, aun en el mismo recinto cuando estaba impartiendo la conferencia y que reprendí a viva voz, el Señor no permitió que su siervo fuera molestado en lo más mínimo, y todo el evento se realizó sin novedad. ¡Dios es fiel!

Al día siguiente, y sin más preámbulos, de mañana regresamos a McAllen (Texas).

El domingo y el lunes

Después de un merecido descanso y de compartir con los amigos allí, al día siguiente, el domingo, fui invitado a predicar en dos iglesias muy estimadas en el área del Valle del Río Grande (Texas); El Shaddai, pastoreada por el Hno. Librado Burciaga, y el Divino Redentor de Mission, pastoreada por el Hno. Jesús V. Jiménez, respectivamente.

"Enseñando en El Shaddai"

"Enseñando en Mission, Texas"

Fue bueno reencontrarme con muchos queridos hermanos de nuevo.

El lunes, tuve el privilegio de ser invitado por el pastor Jorge Pérez y su gente de la Alianza Cristiana del Valle. Esta es una iglesia que justo está naciendo, aunque el pastor Pérez, lo es desde hace tiempo cuando estuvo en su día pastoreando en California. Los músicos de la Alianza de Reynosa ayudaron al evento que se hizo con su don, y el Pr. Pérez me concedió el privilegio de compartir la Palabra con esas personas, muchas de ellas, recién nacidas en el Señor.

Enfaticé el hecho de - como personas que amamos al Señor - amemos Su venida, la cual podría producirse en cualquier momento, estando expectantes aguardando esa bienaventurada esperanza (makarios elpis).

"Predicando en la emergente Alianza Cristiana del Valle"

"Ministrando al final del mensaje"

 

Ya al día siguiente, de mañana, emprendía mi viaje de regreso a casa. Ha sido de nuevo una experiencia constructiva la que he tenido, y doy gracias a Dios por cada momento – fácil y no tan fácil - donde el Señor se ha glorificado siempre. Mi gratitud también a cada uno de los hermanos que me han ayudado y que tan desinteresadamente estuvieron a mi lado. Gracias muy especiales a mi amigo el Dr. Antonio Bolainez y esposa, y al pastor Willie Pérez y esposa, de la Alianza de Reynosa (México).

 

Dios les bendiga a todos.

 

© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey, Madrid, España.

Abril-Mayo 2008

www.centrorey.org

 

FIN