G12; revelando la realidad acerca del llamado Gobierno de a Doce; 19ª parte:
 La playera y falsa “fórmula de éxito” de César Castellanos

Al que públicamente enseña falsedades, públicamente se le ha de reprender

Índice

G12; revelando la realidad acerca del llamado Gobierno de a Doce; 19ª parte:

“A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne” (Judas 22, 23)

Si César Castellanos, con la ayuda de sus mentores y demás comparsas, no hubiera impactado las mentes de tantos, no nos tomaríamos la molestia de escribir como lo hacemos. Lamentablemente nos vemos en la necesidad de proceder así por amor a los muchos que se están extraviando del verdadero Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, por prestar oídos y corazón a las públicas enseñanzas de este varón, falso evangélico.

Esta es nuestra aportación y granito de arena. Oramos que la misma, siga inspirando a muchos otros para lo propio.

César Castellanos, altísimo número uno en su imaginaria cúpula piramidal de una iglesia formada de a doce (obviamente, no estamos hablando de la Iglesia de Jesucristo, que no es piramidal), es especialista en colocar bulos en las mentes de sus correligionarios.

Estos bulos de Castellanos, siempre vienen saturados de intenso misticismo sumamente saturados del espíritu y obra romanista, envueltos en un paquete de intensa megalomanía, sin ningún rigor bíblico, fácilmente preparados para todos aquellos que tienen poco conocimiento de la Biblia, y sí muchas ganas de experimentar esto o aquello, y conseguir esto o aquello.

Sorprendentemente Castellanos es todavía creído por un número - aunque decreciente - de creyentes profesantes hoy en día. Ya no son tantos como solían ser, y ciertamente son muchos menos de los esperados por la cúpula inyectora del G12, que ve que sus planes de seducción de la Iglesia se desmoronan conforme los meses pasan, pero aún y así, es preciso seguir combatiendo esta preocupante calentura.

Como veremos en este ensayo, Castellanos no sólo es especialista en bulos místicos, sino también en colocar cargas impresionantes sobre los lomos de sus correligionarios.

Iremos viendo algunos aspectos que nos revelarán que esto definitivamente es así, pero empecemos por el que debiera ser el primero de sus testimonios, acerca de cómo recibiera – según él – la visión docenista, o como dice mi amigo, el Ps. Juan López de Vancouver (Canadá), la visión gedociana.

“César Castellanos Domínguez”

“César Castellanos Domínguez”

I. Analizando el testimonio de César Castellanos

En su primer libro, “Sueña y ganarás el mundo”, sin escrúpulos ni remordimientos escribe del siguiente modo:

“Una noche de las vacaciones de 1983, estando en la costa atlántica colombiana junto a mi familia, me mecía a la orilla del mar, cuando sentí la presencia de Dios… y me dijo: “¡Yo soy el anciano de días, prepara tu corazón en la adoración porque te voy a usar”…puedo hablarles a las almas directamente, pero prefiero hacerlo a través de ti. Te he puesto como pastor. Sueña, sueña con una iglesia muy grande porque los sueños son el lenguaje de mi espíritu. Porque la iglesia que tú pastorearás será tan numerosa como las estrellas del cielo y como la arena del mar, que de multitud no se podrá contar”: (1)

Cuando cualquier hijo de vecino lee algo así, o bien se lo cree, o bien no. Si no se lo cree, sencillamente piensa que el que escribe así, no es más que un charlatán o algo por el estilo; y si se lo cree, entonces no tendrá más remedio que llegar a la conclusión de que es prácticamente divino…o glorificado. A mi entender no existe término medio.

Nos decantamos más bien por la primera opción, sin lugar a dudas.

No obstante, y dado que muchos todavía tienen a Castellanos sumamente encumbrado, deberemos tratar de ayudarles a que lo bajen de cualquier pedestal en el que lo hayan subido. Así que seguidamente, y en primera instancia, pasaré a analizarcon cierto detenimiento esta no insignificante declaración. Procedamos:

A)
“… [Dios “diciendo”] puedo hablarles a las almas directamente, pero prefiero hacerlo a través de ti. Te he puesto como pastor”:

La Biblia dice que toda palabra tendrá que ser ratificada por dos o más testigos, sin embargo, Castellanos estaba solo ese día, meciéndose al calor de la playa. Los únicos testigos, los peces del mar, pero esos no hablan. Así pues, lo que nos dice aquí carece de todo valor espiritual verdadero. Esto por principio.

No obstante, y analizando someramente lo que dice, nos damos cuenta de la tremenda y apabullante megalomanía y superchería de este hombre que se atreve a decirnos que él es único entre los hombres.

Cuando la Biblia nos dice que en estos últimos días Dios ha hablado (y lo ha hecho) a través de Su Hijo, Castellanos dice que él es el actual portavoz de Dios a los creyentes y a las naciones, contradiciendo la misma Palabra de Dios.

“Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo…” (Hebreos 1: 1, 2)

Castellanos se coloca por encima de Cristo, al decirse de sí mismo que es el profeta de Dios.

Por otra parte, Dios jamás podría decir otra cosa que la que ya dijo, por boca del mismo Hijo, como así fue:

“Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir” (Juan 16: 13)

Siempre es Dios por Su Espíritu el que habla a las almas.

Pensémoslo bien. No es que Castellanos está diciendo que Dios le va a usar como a cualquier otro creyente para hablar el Evangelio a otros, sino que dice que él es el elegido de Dios como vocero de Dios o profeta de Dios para convencernos de la “visión” del G12 que según él, recibió cuando estaba tumbado en una hamaca en la playa colombiana.

jefe del Vaticano haciendo los cuernos

“Ciertas y potentes esferas del Vaticano están implicadas en el intento de destrucción de lo evangélico. En esta instantánea vemos al actual jefe del Vaticano haciendo los cuernos, cosa más común de lo que a muchos les pudiera parecer”

“…Te he puesto como pastor”:Al decir esto, inmediatamente debemos conectarlo con lo que hemos leído anteriormente; o sea esto: “Porque la iglesia que tú pastorearás será tan numerosa como las estrellas del cielo y como la arena del mar, que de multitud no se podrá contar”:

Como veremos más despacio, Castellanos rivaliza con el mismo Señor de la Iglesia, que es Jesucristo.

Sigamos.

(B)
“Sueña, sueña con una iglesia muy grande porque los sueños son el lenguaje de mi espíritu”:

En ninguna parte de la Biblia encontramos a Dios diciendo a alguien que sueñe. Ese mensaje jamás se le puede atribuir a Dios. Más bien es todo lo contrario:

“Donde abundan los sueños, también abundan las vanidades y las muchas palabras; mas tú, teme a Dios” (Eclesiastés 5: 7)

Los sueños son reflejos directos de nuestros deseos, y estos fácilmente pueden ser tremendamente influenciados y manipulados por la carne, el mundo y el diablo.

Confundir los sueños con la fe, es el típico error que se está trasladando desde muchos grandes púlpitos a muchos en estos últimos años.

Jamás Dios le pudo decir a Castellanos, ni a nadie, que se debe soñar. No obstante él asegura que así fue, y que esta es su manera cotidiana de vivir el cristianismo, enseñando de ese modo, y confundiendo a muchos que le creen, antes que creer las Escrituras.

Jamás Dios pudo decir a nadie que “los sueños son el lenguaje de Su Espíritu”. Eso es una atrocidad y mentira. Aunque Castellanos asegure que Dios creó todo a partir de un sueño (2), esto no es verdad. Esta es sólo una manera de rebajar al Creador a la altura de Sus criaturas humanas, los cuales tienen la opción de imaginar y fantasear, y esto último poco o nada tiene que ver con la fe.

La Biblia es clara en el sentido de que Dios no tuvo ni tiene necesidad de “soñar”, ni “visualizar” ni nada por el estilo. La Biblia dice que todo lo que Él quiere, lo hace, y punto:

“Todo lo que Jehová quiere, lo hace, en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos los abismos”  (S. 135: 6).

Además la Biblia también dice que Dios, como el Creador, hace las cosas sin necesidad de nada más. De hecho, Dios no tiene necesidad de nada, menos aún de “soñar”:

“Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la Palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía”(Hebreos 11: 3)

Sin embargo Castellanos insiste, escribiendo a renglón seguido:

“La Biblia dice que fuimos creados a su imagen y semejanza, así que estamos en capacidad de soñar y planificar nuestro futuro como Dios lo hizo; yo lo creo así!” (3)

Castellanos no solamente compara al hombre con Dios, sino que además dice, debemos “soñar y planificar nuestro futuro”. Castellanos parece olvidar lo que la Biblia sí enseña, en cuanto a que los caminos del hombre no son los de Dios:

“Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová(Isaías 55: 8)

No hay manera que usted ni yo podamos saber el camino por el que debamos andar por nosotros mismos, aunque nos pasemos todo el día “soñando”. El salmista, David, lo tenía bien claro: “Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas” (Salmo 25: 4)

El hombre por mucho que planifique su futuro, no conseguirá lo que se propone; y el verdadero hijo de Dios ni siquiera lo ha de intentar, sino confiar que Dios le irá dirigiendo conforme a Su voluntad. Voluntad Divina que muchas y tantas veces desconocemos.

Si el creyente controlara su destino, entonces sería Dios, lo cual – esto último - es más que improbable. No obstante esto es lo que Castellanos nos viene a decir; algo así como que somos pequeños dioses, doctrina esta abiertamente de la metafísica o Nueva Era. Nada que ver con Cristo.

La Biblia nos enseña acerca de nuestro caminar de la siguiente manera:

“Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y Él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión” (Proverbios 3: 5, 6, 7)

Por otra parte, definitivamente el lenguaje del Espíritu de Dios no son los sueños, sino Su misma Palabra por la cual creó todas las cosas (Hebreos 11: 3).

Castellanos falta a la verdad al decir que Dios le dijo, lo que evidentemente jamás le dijo.

Seguimos.

(C)
“Porque la iglesia que tú pastorearás será tan numerosa como las estrellas del cielo y como la arena del mar, que de multitud no se podrá contar”:

Evidentemente aquí existen diferentes incumplimientos de la verdad y de la realidad.

En primer lugar, y como aportaba anteriormente, jamás Dios le hablaría así a un hombre porque de esta manera colocaría a ese hombre al nivel del mismísimo Hijo de Dios, Jesucristo, el cual es Cabeza de la Iglesia, tan numerosa como las estrellas del cielo y como la arena del mar, que de multitud no se podrá contar (Ap.7: 9).

Castellanos se coloca a la par con el mismo Señor de señores. Esto es blasfemo.

Por otra parte, y en cuando a realidad, la verdad es que la congregación que preside ese varón en Bogotá, Colombia, ha experimentado todo lo contrario a lo que su dios le ha dicho. La membresía ha bajado y está bajando, dado que muchos se están percatando del error castellonino. De modo similar, la asistencia a las conferencias internacionales del G12 es cada vez menor en una gran cantidad de lugares en el globo.

Según mis averiguaciones, en el Reino Unido, el G12 en el ámbito anglo ha decrecido a niveles de susto. Solamente existe un inglés que abandera el G12 en ese país, Wes Richards. Todos los cientos de pastores anteriores han abandonado a Castellanos (como no podía ser de otro modo).

“Los Castellanos posando”

“Los Castellanos posando”

1. ¿Quién está detrás del Castellanos del G12?

Definitivamente, jamás Dios le habló a Castellanos como dijo que lo hizo, y el narrarlo así en sus libros y en sus conferencias, públicamente y sin ambages, sólo nos puede producir la mayor de las preocupaciones… ¿Quién está detrás del G12 realmente? ¿Castellanos, o más bien otros sujetos de las altas esferas del Nuevo Orden Mundial del ámbito religioso?

Llegados a este punto, no tengo por menos que transferir aquí las palabras de dos personajes muy importantes dentro del satanismo o luciferismo internacional, muy interesados en la destrucción de la verdadera Iglesia de Jesucristo. Estos dos personajes, a saber, Alice Bailey y Benjamín Créme, sólo son punta del enorme iceberg luciferino. Ellos escribieron lo siguiente:

"Surgirá la Iglesia Universal, y sus contornos definidos van a mostrarse hacia el final de este siglo... la iglesia cristiana en sus muchas ramas puede servir como núcleo a través del cual la iluminación del mundo se puede lograr... la iglesia como un factor de enseñanza debe tener las grandes doctrinas (rompiendo las viejas formas en las que se expresa)" (4)

Este mensaje es el mismo que el de Castellanos – el de romper con las viejas formas, que él llama un “cambio de paradigma” (5).

Nótese, sin embargo, que Bailey estaba hablando, no de la verdadera Iglesia de Jesucristo cuando menciona la Iglesia Universal, sino la iglesia universal del Falso Profeta (Ap. 13. 11ss), escisión final de la Gran Ramera de Apocalipsis (Ap. 17), y plataforma universal de creencia del sistema del Anticristo que está por levantarse en este mundo antes de la venida gloriosa del Mesías.

Para ello, los obreros en el ámbito de la religión del Nuevo Orden Mundial están trabajando incesantemente, obviamente dentro del ámbito “cristiano”. Benjamin Crème, satanista, y portavoz del cristo de la Era de Acuario, declaró:

"Los trabajadores en el ámbito de la religión formularán la plataforma universal de la nueva religión mundial. Es una obra de síntesis viva y hará hincapié en la unidad y la comunión del espíritu" (6).

Esto último es justamente el mensaje jesuita por excelencia: la unidad de los “cristianos”. ¡Huya usted de ese paradigma!

“Lanzamiento” de líderes. Son los católicos encuentros para líderes, aquí en el ámbito de Cash Luna

“Lanzamiento” de líderes. Son los católicos encuentros para líderes, esta vez en el ámbito de Cash Luna… ¿Qué hacen estos supuestos evangélicos llevando velas como los católicos en sus Cursillos de Cristiandad? Esto es también el G12, y se puede ver de donde viene”

II. Castellanos: dueño de poder / todo logrado / servido por Dios / profeta único / dueño y administrador de la visión docenista (G12)

“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios” (1 Timoteo 4: 1)

El cristiano que se presta a oír de todo lo proveniente de algunas grandes plataformas multitudinarias presuntamente cristianas, se arriesga a ser tremendamente confundido y aún más, hasta abrumado y angustiado.

Ustedes dirán… ¿abrumado…angustiado?, pues sí, y esto no es exageración. Esto es así cuando el falso exponente de la Palabra, firme, osada, vehementemente y sin pestañear se coloca en una posición de superioridad frente a sus oyentes, envuelto en un fingido halo de humildad.

A) Castellanos escribe así en su famoso libro “Liderazgo de éxito a través de los doce”, pág. 337:

“Se dueño de una poderosa fuerza espiritual que sea arrolladora e impetuosa pues el mundo necesita de hombres aguerridos en la palabra y fuertes en el espíritu que sean dignos de imitar”

B) Por otra parte, en la contraportada de su libro “Sueña y ganarás el mundo”, leemos:

“César y Claudia han logrado todo lo que han emprendido, y son reconocidos mundialmente…” (énfasis nuestro)

C) En este mismo libro, en la página 26, leemos lo siguiente escrito por Castellanos:

“En estas circunstancias, escuché del Altísimo la pregunta que comenzaría a definir y a aclararlo todo: “¿Qué quieres? Y ¿en cuánto tiempo lo quieres?”

D) Castellanos, al final de su libro “Liderazgo de éxito a través de los doce”, escribe del siguiente modo:

“La que Dios le ha dado a nuestra iglesia Misión Carismática Internacional es una fórmula de éxito que pude haber reservado exclusivamente para mí, pero el Señor me habló claramente, diciéndome: “Se generoso, no guardes este tesoro sólo para ti, compártelo con otros pastores, compártelo al mundo”. (7) (énfasis nuestro)

Para empezar, sólo en estos cuatro párrafos vemos un dechado de megalomanía sin precedentes en la historia eclesial.

(A) Es evidente que esa “poderosa fuerza espiritual, arrolladora e impetuosa” dice tenerla Castellanos, y dice que proviene por seguir “los principios de la visión del G12”, y que de esa manera  estágarantizado el éxito (8).

Esa “poderosa fuerza espiritual, arrolladora e impetuosa” de la que habla Castellanos, y que el mundo necesitaría ver en esos hombres de la visión docenista, es algo que, si es honesto el seguidor de la misma, excepto en César Castellanos, no puede ver en sí mismo por mucho que se empeñe.

(B) Castellanos insiste en que usted puede poseer esa “poderosa fuerza” que sólo él tiene, porque sólo él y su esposa “han logrado todo lo que han emprendido”… Déjenme decir  que yo no conozco a nadie que haya logrado en esta vida todo lo que ha emprendido, ¿y usted? No obstante, esto dicen de los Castellanos.

(C) Tal es el punto de gloria de ese esforzado varón, que el mismo Dios Altísimo le pregunta que es lo que quiere y en cuanto tiempo lo quiere, cosa sin precedentes en la historia bíblica.

Castellanos, llegados a este punto, no tiene por menos que compararse; casi rebajarse a compararse con el mismísimo Moisés. Escribe así:

“Moisés preguntó por el nombre pues sabía que este representaba la identidad y la presencia de una persona…Esto es lo mismo que he experimentado en el proceso de mi llamado(9) (énfasis nuestro)

(D) Castellanos se coloca a sí mismo como el único tenedor de esa inefable, casi alquímica y ciertamente metafísica “fórmula de éxito” de parte de Dios – que dice - pudiera haber reservado sólo para él.

El mismo Señor – dice él – le pidió ser generoso con los demás con ese tesoro que sólo él recibió. No tenía por qué hacerlo, ya que lo recibió exclusivamente para sí, pero Dios confió en su magnanimidad (la de Castellanos), y de esa manera, lo fieles castelloninos (y según él, toda la Iglesia de Cristo) pueden ser beneficiados.

A diferencia del resto de los mortales, y también del resto de los santos de la Biblia, Castellanos recibió esa “fórmula de éxito” que ya analizamos en el punto I, cuando se mecía en su hamaca sobre la cálida arena de la playa.  

¡Tremenda arrogancia y desvarío!

“Uno de muchos emplazamientos donde Cash Luna realiza sus católicos encuentros del G12. "

“Uno de muchos emplazamientos donde Cash Luna realiza sus católicos encuentros del G12.  Los Encuentros docenistas son una de las metas del G12. Allí es donde son adoctrinados, son emocionalmente afectados, reciben muchas veces falsos espíritus, y otras cosas inmundas. Todo ello lo hemos enumerado en otros artículos. Esto les ocurre o puede ocurrir a todos los que participan en ellos y se prestan de corazón”

1. El listón castellonino

Por tanto, el listón que Castellanos ha levantado de sí mismo, es imposible de saltar.

Claro, esto, en la mente del incauto seguidor del G12 es demoledor. Por un lado ve en Castellanos al super-profeta de Dios de estos últimos días de la Iglesia sobre la tierra, y por otro lado se ve a sí mismo como indigno de ser un simple seguidor de ese casi glorificado hombre.

El oyente que ignorante e ingenuamente cree todo esto, se maravilla de hombres como Castellanos o Luna, a los cuales y sin dudar, coloca en pedestales.

Todo esto ocurre cuando se olvidan las palabras del Señor Jesús:

“Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos” (Mateo 23: 8)

Jesús se colocó a sí mismo como Quien es, es decir: el Señor, y seguidamente insistió en que todos los creyentes o seguidores suyos somos hermanos. Nada que ver con la megalomanía romanista de Castellanos.

"El Flautista de Hamelín"

“El Flautista de Hamelín representa a la perfección el encantamiento que están muchos falsos líderes evangélicos realizando hoy en día. No obstante la Biblia es muy clara en cuanto a lo hay que hacer: “A algunos que dudan, convencedlos. A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne” (Judas 22, 23)

2. ¿Sueña…y ganarás el mundo?

No obstante, hasta en el enunciado de sus libros logra batir records de herejía. Su primer libro se titula: SUEÑA Y GANARÁS EL MUNDO. El énfasis, además de “soñar”, cosa que ya hemos analizado a fondo en este estudio, está también en el de “ganar el mundo”; pero fíjese como el mismo Señor Jesucristo, al que Castellanos dice servir, contradice esa aseveración:

“Porque, ¿Qué aprovechará al hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma?...” (Mateo 16: 26)

Implícitamente Jesús el Señor nos está diciendo que no debemos plantearnos el “ganar el mundo”, lo cual implica el vivir confortablemente en este mundo, sin la cruz.

Castellanos apela al creyente a la búsqueda del bienestar del alma y de la carne, por encima de cualquier otra cuestión: “Sueña y ganarás el mundo”. Mientras que Jesús enseña:

“Si alguno quiere venir en pos de Mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de Mí, la hallará” (Mateo 16: 24, 25)

Y no exageramos, ni mucho menos. Las palabras de Castellanos, “Sueña y ganarás el mundo” van de la mano con su siguiente sentencia, tan conocida ya, y tan execrable:

“Cuando alguien descubre el poder y la autoridad que pueden ser desarrollados siendo líder de doce personas, entonces se preocupa por capacitarse, comprometerse, y por conseguir también sus doce” (10)

Lo único que le preocupa a Castellanos inculcar a sus seguidores – a diferencia de Jesús que predicó la humildad y el morir al egoísmo – es el amar el poder y el dominio. Esto la Biblia lo llama la carne, a la cual hay que aprender a morir.

“CAMBIA TU ADN PARA RECIBIR LINAJE REAL”

CAMBIA TU ADN PARA RECIBIR LINAJE REAL. Este es otro de los imposibles e ignorantes títulos de uno de los libros de Castellanos. Sólo la lectura de ese enunciado nos da la razón”

3. Castellanos no está solo

Castellanos siempre recibe ayuda de sus más cercanos correligionarios que se prestan a repetir sus mismas y falsas enseñanzas. Un conocido ministro británico del G12, quizás el último de los mohicanos gedocianos anglo, decía así a la multitud que le estaba escuchando:

“Hay un potencial asombroso para hacer grandes cosas en cada uno de ustedes, para traer avivamiento, traer reformas y revolucionar el mundo con el Reino de Dios.... ¡Tú puedes cambiar las cosas!...Mira tu familia, no mires a otras iglesias ni otras naciones que no siguen esta Visión, porque tu familia será la que Dios usará para transformar tu ciudad y nuestro mundo.” (11)

Cuando uno cree a ese tipo de mensajes, le ocurren dos cosas como poco. Por un lado llega a creerse un “superman” de la fe, pero por otro lado, y al verse tan inútil (como todos somos), se desmorona, se angustia, y sólo puede en Castellanos y similares, esos ejemplos imposibles de imitar.

Todo esto sólo crea una separación de hecho entre el creyente y el verdadero Dios, porque resulta en una actitud meramente idolátrica, y la Biblia nos insta a dejar de lado toda idolatría.

Tal es el peso sobre las espaldas que se ha colocado sobre el docenista de a pie.  

“El llamado “apóstol del G12 para Europa” Wes Richards, enseñando lo que hemos leído, en Bogotá, Colombia”

“El llamado “apóstol del G12 para Europa” Wes Richards, enseñando lo que hemos leído, en Bogotá, Colombia”

III. Concluyendo

“Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos, ¡Abba, Padre!” (Romanos 8: 15)

Damos gracias a Dios que en Cristo Jesús somos realmente libres, ya que es Espíritu el que nos ha librado, no sólo de la muerte eterna y el consiguiente infierno, sino de la esclavitud en la que estábamos antes de conocerle.

Que no nos atemos más a mandamientos y doctrinas de hombres, que sólo buscan el esclavizarnos y que sucumbamos a los pies del maligno, Dios le reprenda.

¡Hermano, se libre con la libertad que Cristo te hizo libre!

Dios les bendiga.

© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey Jesucristo, Madrid, España.
Julio 2010
www.centrorey.org

 
Citas:

1. César Castellanos D. “Sueña y ganarás el mundo”, págs. 25, 26
2. Ibidem; pág. 27
3. Ibidem
4.Alice Bailey, “La Exteriorización de la Jerarquía”, 1957, Lucis Publishing
5.César Castellanos D. “Liderazgo de éxito a través de los doce”, pág. 394
6. Benjamín Creme; “Reaparición del Cristo” págs. 168-159
7.César Castellanos D. “Liderazgo de éxito a través de los doce”, pág. 398
8.Ibidem; pág. 337
9.César Castellanos D. “Sueña y ganarás el mundo”; pág. 21
10.César Castellanos D. “Liderazgo de éxito a través de los doce”, pág. 152
11.Wes Richards; Bogotá, 30/01/08, XIII Convención Internacional G12 "ES TU TURNO"

     

FIN