La Prédica del Domingo

13

Sep

Enseñanza del Viernes

11

Sep

Compartir por WhatsApp

Recomendar por email

¿EN QUÉ MOMENTO DE LA HISTORIA ESTAMOS?

 

En Qué Momento de la Historia Estamos?

Esa es una pregunta que tantos cristianos se hacen, porque contrariamente al no creyente, el cristiano sabe que habrá un final de estas cosas, y un comienzo con Cristo en esta tierra en el Milenio.

Pero para entender bien las cuestiones relativas al final de estos días bíblicamente, es preciso hacer un buen ejercicio de hermenéutica y para eso es preciso ceñirse al texto, conforme a su contexto.

Vamos pues.

(Daniel 2:40-43) "Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. 41Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido. 42Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil. 43Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro"

La estatua de Nabucodonor (el primer mandatario del Gobierno Humano), es la medida exacta de la historia respecto a Israel y al mundo a su alrededor.

No voy a detenerme en hacer una descripción de la misma (hay ya mucho dicho al respecto), sino sólo en sus piernas, y sobre todo, en sus pies, porque cronológicamente ahí estamos.

Daniel nos habla del cuarto imperio (o la cuarta bestia Dn. 7), y sabemos que se refería al imperio romano, que se dividió en dos (las dos piernas) el imperio occidental, y el oriental (395 d.C.) Ese imperio era fuerte en sus inicios, y por eso se describe "como hierro". Roma impuso su voluntad por siglos.

Avanza Daniel en su descripción hacia los pies de la estatua, la parte más baja de la estatua, lo cual nos dice que el tiempo está prácticamente agotado.

En el V. 41 nos describe esos pies con sus correspondientes dedos, ya no sólo como hierro, sino mezclado con barro. Sabemos que eso expresa suma fragilidad.

Entendamos que, esencialmente el territorio de los pies es el mismo que era el de las piernas. La ubicación geográfica es determinante. Para ello habría que ver el mapa del Imperio romano, tanto el occidental como el oriental, entendiendo que un pie pisa el lado de occidente, y el otro el de oriente. Así hay que entenderlo, para no ubicar el reino de la Bestia en, digamos, Australia, o EEUU, o China.

Otra cosa es acerca de su influencia en el mundo entero (Ap. 13:7)

Volvemos al material compuesto: hierro y barro, que como dice Daniel, es una mezcla "por medio de alianzas humanas", lo cual no tiene consistencia, ya que los acuerdos se rompen con mucha facilidad como se puede apreciar en el día a día.

¿En qué momento estamos conforme a la estatua? Obviamente justo antes del inicio de los diez dedos.

Los diez dedos o diez cuernos, son los diez mandatarios reales, que han de manifestarse pronto (aún no lo han hecho) y sólo por muy poco tiempo: "Y los diez cuernos que has visto, son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes juntamente con la bestia" (Ap. 17:12)

Ciñéndonos al contexto de la estatua, esos diez dedos, que son reyes, es decir, deben tener linaje, han de dividirse entre dos. Cinco en el lado occidental, y cinco en el oriental. Así ha de entenderse.

Todavía no sabemos qué monarquías serán, aunque lo han de ser respecto a la ubicación del cuarto imperio.

(Dn. 7:8) "Mientras yo contemplaba los cuernos, he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos..."

Inmediatamente después, surgirá el "cuerno pequeño", el cuerno 11. Nadie contaba con él, pero estaba (está) preparado para surgir, y será el mayor de todos: "Estos tienen un mismo propósito (los 10), y entregarán su poder y su autoridad a la bestia" (Ap. 17:13)

La bestia es el Anticristo, el cuerno once, el cuerno pequeño.

Entendemos que ese cuerno, el once, unirá el lado occidental y el oriental, para lograr un renovado "imperio romano", por tanto, ha de ser un personaje de la realeza, que provenga de ambas facciones, Roma y Grecia.

La actual Unión Europea ha sido el laboratorio del que surgirá el imperio de la Bestia, el cual no sólo abarcará el área europea del antiguo imperio, sino también el área oriental de la misma (Próximo Oriente/Medio Oriente), incluido Israel, el cual en un principio verá en ese hombre su mesías, por tanto, tal personaje deberá llevar vínculo de sangre con la Casa de David.

Un rey que tenga la sangre de todos los reyes de Europa, sangre del linaje de David, y además sea Rey de Jerusalén (título reconocido por los judíos).

Por tanto, ¿En qué momento estamos? Casi se puede precisar ya. La Iglesia debe estar expectante de ser arrebatada, seguramente en el contexto de una fiesta del Señor (pienso que la de las Trompetas), porque la Iglesia empezó en otra, en Pentecostés.

Este mundo tiene que esperar que los diez mandatarios se levanten de un momento a otro, para "traer la paz y seguridad" que todos quieren. De una nación europea de pecado, se levantará el hombre de pecado (2 Ts. 2:3), y simbólicamente cabalgará un caballo blanco (Ap. 6:2) con un arco en su mano (símbolo del poder que le darán los diez).

Presumiblemente, antes que nada, lo primero que hará será levantar su propia nación de las cenizas, como ejemplo al resto de las naciones que se corresponden con el territorio de la cuarta bestia. Seguidamente confirmará los pactos de paz entre Israel y las naciones musulmanas (Dn. 9:27), lo cual romperá a la mitad de la semana (siete años), porque habrá muerto por degüello (Ap. 13:3), entrando en su cuerpo el espíritu de la Bestia (Ap. 17:11) y comenzando así la "angustia para Jacob" (Jer. 30:7), llamada también la Gran Tribulación (Mt. 24:21).

Al final de esos 42 meses y en plena devastación por la guerra de Armagedón, regresará glorioso el verdadero Mesías, el Señor Jesús. Juzgará las etnias que hayan quedado, y levantará su Reino de mil años (Ap. 20)//

Ps. Miguel Rosell Carrillo
Octubre del 2020

www.centrorey.org

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información