Babilonia la Grande, la Madre de las Rameras y de las Abominaciones de la Tierra