Compartir por WhatsApp

Recomendar por email

¡IGLESIA, TODAVÍA TENEMOS TRABAJO!

 

(1 Timoteo 2:1-3) “Exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador”

Estamos en tiempos muy convulsos y peligrosos, en los cuales la prioridad del diablo es la de fomentar la maldad, y llevarla a las instituciones y a los ciudadanos, a través del poder legislativo de las naciones y estados, entre otras maneras.

El diablo actúa a través de sus propios adeptos humanos, y es evidente la implicación de las élites supranacionales globalistas (entre otras entidades) en todo este proceso de actuación directa de insuflar la maldad en la sociedad. Estas entidades usan a los políticos para sus fines.

El diablo está preparando el camino para el levantamiento de su hijo de perdición (2 Ts.2:3), pero la Iglesia todavía está aquí.

La iglesia de Jesucristo todavía está en este mundo, y por tanto, su obra de sal y luz debe proseguir.

Oremos por los gobernantes para que la maldad que el diablo quiere esparcir a través de ellos sea frenada.

Oremos reprendiendo directamente esa maldad.

Los malvados buscan camuflar esa maldad con suaves descripciones, pero es maldad.

Oremos en contra:

  • Del espíritu de muerte (aborto, eutanasia)
  • De la alteración y negación del orden establecido por Dios en materia de género.
  • De la obra de destruir la figura masculina (humillar al varón)
  • Del feminismo radical (envilecer a la mujer)
  • De la obra de destrucción de la infancia (destruir la inocencia del niño)
  • De la obra de destrucción de la familia.
  • De la obra de destrucción las naciones y sus soberanías.
  • De la obra del control de las masas (a través de la violencia y del consiguiente CAOS)
  • Etc.

Estemos activos en oración, sigamos activos.

SOLI DEO GLORIA

© Miguel Rosell Carrillo, Pastor de Centro Rey, Madrid, España.
Enero 2020

www.centrorey.org

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información