ANÁLISIS DE LA PLENARIA “ADN” DE DANTE GEBEL EN MADRID, ESPAÑA (II)

(Continuación)

Índice del Tema

(Gl. 5:9) “Un poco de levadura leuda toda la masa”

ANÁLISIS DE LA PLENARIA “ADN” DE DANTE GEBEL EN MADRID, ESPAÑA (II)

Introducción

En esta es la segunda parte, seguiremos analizando lo dicho por Gebel el 1 de Mayo del 2014 en Madrid, España, ante una audiencia que había pagado 15 euros para poder entrar en el auditorio de Betel, donde él disertó.

Gebel, sigue explicando sus experiencias, sus anécdotas, sus historietas, con ese humor propio de los más comunes “entertainers”, muchas veces solapado y hasta burlesco. No hay teología en Gebel, no hay profundidad en la Palabra; de hecho ni abre la Biblia apenas, sólo sus ideas, sus conceptos, a veces acertados, a veces no tanto, a veces nada acertados.

Eso sí, encandila a todos aquellos que se prestan a ello; aquellos que no les interesa la Palabra, sino que les entretengan, que les hagan pasar un rato entretenido.

1. Desvergüenza y sorna desde el púlpito

(Efesios 5:3) “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos”:

La Biblia nos exhorta a no estar comentando y hablando ligeramente de todo aquello que es inmoral; menos todavía desde el púlpito. Gebel hace caso omiso a esa advertencia; yendo aún más lejos.

Gebel roza y ralla lo indebido cuando habla de otros y de ciertos pecados vergonzosos de ellos, cuando podía haber evitado hacer eso empleando sabiduría y prudencia (que evidentemente no tiene). Ese morbo y desvergüenza no son propios de un ministro del Evangelio.

No me alegra tener que transcribir aquí lo dicho por ese hombre, pero no tengo más remedio si es que quiero que se entienda bien lo sucedido, para que todos los que lo lean y entiendan, tengan la oportunidad de apartarse.

Con voz de comediante, dice así: “Les voy a dar ejemplos. Me conocen como pastor de los jóvenes, entonces los jóvenes me preguntan todo lo que supongo no se atreven a preguntar a sus propios pastores, entonces me preguntan por ejemplo: pastor, ehhh ¿Puedo tener relaciones sexuales con mi novia, si nos amamos mucho, mucho, mucho, pero mucho, mucho? Además estamos por casar…hace poco me llega un correo electrónico…me dice: soy líder de alabanza…llevo siete u ocho años con mi novia, y no hemos caído en pecado, pero a veces nos acostamos juntos, y hemos estado desnudos y semidesnudos, nos permitimos algunas cosas, estamos ahí en la cama, pero no caemos en pecado (en este punto Gebel sigue dando pormenores de lo que hacía ese muchacho con su novia, pero lo obvio aquí por razones de pudor) – sigue Gebel – “…pastor ayúdenos porque no queremos perder la santidad” – me dice el desgraciado (risas y aplausos en el auditorio)…estuve a punto de decirle: ¡peca bien! (risas de nuevo) ¡pero dale, hazlo, sí, métele viejo! (más risas),  si se va al infierno igual, (ja, ja) encima se va al infierno y pecó mal. Por lo menos que vaya al infierno y diga, “Satanás, me voy a quemar con dignidad, he sido un buen pecador”, por lo menos se bueno en ello”

No hay manera de poder justificar comentarios como este, no hay manera. Ningún verdadero ministro del evangelio puede hablar así, con esa sorna, desvergüenza, desmerecimiento y traición de terceros que le han pedido consejo como pastor.

No hay manera.

Diciendo estas cosas, lo que hace es incitar a muchos a cometer pecados. La Palabra nos enseña todo lo contrario: “Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos” Ef.5:3

Tampoco puedo justificar el desvarío de risas y aplausos del público… ¿dónde está su cristianismo? Deberían estar avergonzados de escuchar eso.

Sigue diciendo en descrédito de los que buscan su consejo (nuestro consejo es que nadie le pida consejo):Recibimos 1000 correos semanales, y 900 tienen que ver con sexo, 900, casados, solteros, divorciados, juntados, desesperados, sedientos, de todo, con sexo…” Voy a obviar trascribir todo lo que dice, porque es muy largo, y todo sobre el mismo sórdido asunto.

Si bien es cierto que en este punto su mensaje trataba sobre todos aquellos que llamándose cristianos, no tienen madurez, y muchos ni siquiera son nacidos de nuevo, y en ese sentido es verdad lo que dice, lo estropea con su sórdida argumentación. La cuestión de lo sexual acapara una enorme cantidad de su aportación sobre el púlpito; casi roza lo obsesivo.

2. Acerca del camino ancho en el que supuestamente muchas ovejas van

(Juan 10: 14) “Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen”

En este punto Gebel empieza a disertar sobre el camino ancho y el camino angosto, diciendo que muchas ovejas van por el camino ancho que va a la perdición, creyendo que van por el camino angosto. Eso en sí es un contrasentido, ya que si son ovejas, son de Cristo, y Cristo mismo dijo que nadie las iba a arrebatar de su mano (Jn. 10:28). Lo describe de manera grosera, como leeremos.

Además, coloca a ciertos falsos ministros como si realmente fueran hombres de Dios, como a Cash Luna, a Guillermo Maldonado, y él mismo.

Dice así: “Lo que pasa es que uno está en el bus de la iglesia Betel, en la iglesia de Dante Gebel, en la iglesia de Maldonado, de Cash Luna, y uno va dentro del bus, y como va dentro del bus, uno cree que todos vamos por el mismo camino, y uno dice: tengo que estar en el camino verdadero, porque mira todos los que somos. Y uno va siguiendo el trasero de la oveja de adelante, y dice: tantos traseros no pueden estar equivocados (risas) y uno va atrás…todos vamos caminando para el mismo lugar…”

Sigue diciendo, con su típica burla:

“Ese cuadro de los dos caminos. Estaba el camino ancho. Allí en el camino ancho iban los borrachos, las prostitutas, iban festejando, parecía un camino alegre, y al final se iban cayendo todos al infierno…y al lado el camino angosto, y ahí iban unas hermanas con sus peinados así (mueca), y sus faldas largas diciendo ¡aleluyshaaa! ¡Humm, el camino angosto! (burlándose). De una en una iban así, diciendo: ¡gloria!” Viendo ese cuadro no había posibilidad de equivocarse, pero lo que ocurre es que los que van por el ancho, no se dan cuenta que van por el ancho hasta que llegan allá. Ese es el modus operandi del demonio; el no te va a decir ¡bienvenido al camino ancho, aquí encontrarás sexo y perversión! El te hace creer que vas por el angosto, y vas por el ancho porque hay un montón de ovejas que van para el mismo lugar. Y cuando llegue ahí el bus de Betel, de Cash Luna, de Maldonado, de Gebel, de quien sea, hay que bajarse del bus, y entran de uno en uno…y ahí está la bifurcación del camino, este sí, este no, este sí, este no. Y usted va a decir: yo vengo en el bus del apóstol”

Dante Gebel, en su escaso conocimiento de teología se equivoca bastante al decir esto. Veamos. Nadie se engaña si no quiere. El que es oveja, sabe que lo es (Jn. 10:14); y el que no es oveja, también sabe que no lo es (1 Co.1:18). Nadie llegará ante el juicio del Señor con convicción de su salvación, si realmente no es salvo, aunque pretenda engañarle (Mt. 7:22, 23)

De nuevo menciona a esos personajes, pretendiendo hacer creer al oyente de que sus ministerios son de Dios. Todo aquel que haya hecho un poco de análisis, sabe que Carlos “Cash” Luna y Guillermo Maldonado, entre otros muchos, no predican el evangelio de Pablo, sino otro evangelio, lo cual les convierte en anatemas (Gl. 1:8,9). Gebel solapadamente les defiende. Hace igual que cuando defendió a Robert Schuller poniéndole como un siervo de Dios, cuando por la misma boca de Schuller se escucha que él no predica el evangelio de Pablo (de Cristo), sino otro evangelio, humanista y falso (ver 1ª parte).

3. Gebel critica a los que le critican

(Judas 3, 4) “Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos…”

Dante Gebel dice así textualmente: “…estos mismos que roban que mienten, que van de iglesia en iglesia, estos mismos son los que critican “¡falso profeta, apóstata!”. Emiten su diarrea verbal contra de quien sea sin temor de Dios. Cuando yo era chico y me congregaba en la iglesia, teníamos terror de hablar de un hombre de Dios; y a lo mejor era un sinvergüenza, ni era un hombre de Dios, pero por las dudas no hablábamos a ver si tocábamos al ungido. Como dijo David, ¿quién soy yo para tocar al ungido? Y estaba hablando de un endemoniado como Saúl, pero sabía que el aceite había caído sobre Saúl…”

Es normal que a Gebel no le gusten todos aquellos que nos oponemos a sus disparates y engaños, pero no es de recibo que tache a todos los que justamente criticamos sus desvaríos como ladrones, mentirosos, etc.

También es cierto que hay gentes que sin ningún temor de Dios hablan mal de otros; siempre los ha habido y los habrá, pero eso nada tiene que ver con el llamamiento a ser atalayas y advertir a todos de las maldades de aquellos que llamándose ministros de Dios, engañan y seducen a muchos (Judas 3, 4).

Gebel nos mete a todos en un mismo saco; le conviene hacer así ante sus oidores, aquellos que ingenuamente le creen.

No vale usar el subterfugio de “no tocar al ungido” en esta cuestión, ya que no existe tal "ungido" en esta dispensación, excepto que todos los verdaderos hijos de Dios lo somos, sin diferencias. Esa ha sido y es la manera jesuita de meter miedo al creyente, y así tenerle callado.

4. Gebel implícitamente niega la soberanía de Dios para dársela al individuo

Gebel, por su falta de conocimiento teológico, no comprende las doctrinas de la gracia, para él es el individuo el que tiene la verdadera y soberana decisión acerca de su destino eterno. Así, de todos modos, creen una inmensa mayoría de creyentes en estos tiempos.

Disertando sobre la importancia de predicar el evangelio, dice:

“…tienes que decirle a esta gente lo que les dirías a los que están en el hospital, ¿puedo orar por tu enfermedad? Claro, pero no es lo importante. Lo importante es donde vas a vivir por la eternidad, si en el cielo, o en el infierno, y necesitas resolver tu futuro hoy

Ciertamente el hombre es responsable ante Dios de sus actos, pero no es menos cierto que la salvación sólo le pertenece a Dios. El hombre natural, no está capacitado “para resolver su futuro”.

Nuestro consuelo como creyentes, es que nadie se perderá que no deba perderse, ya que la obra de salvación está realizada desde antes de la fundación del mundo (Ro.8:29, 30)

5. Causando culpa en muchos

Llega un momento en su disertación, cuando emplea unos supuestos datos estadísticos, a todas luces errados, y con ellos viene a decir que una inmensa cantidad de cristianos verdaderos vive en pecado. Dice así: “Hay una encuestadora, se llama Barna, arrojó que el 50% de los cristianos nacidos de nuevo que están en la iglesia, creen que tener relaciones sexuales está bien si es que se van a casar. Una encuesta por Internet arrojó que de 6000 pastores, el 80% ha visto pornografía en los últimos 30 días”

Es un despropósito decir estas cosas, que sólo pretende el descrédito de los hijos de Dios. Claro que hay creyentes que en realidad no lo son; como que también hay pastores que tampoco, pero no se puede decir que la mitad de los cristianos auténticos creen que las relaciones sexuales fuera del matrimonio están bien. Seguro que eso no es verdad. Tampoco que prácticamente la totalidad de los pastores sean adictos al pecado.

A la postre, estas son acusaciones veladas, que lo único que hacen es causar mala conciencia y culpa en muchos, así como echar por el suelo la obra de Cristo, cual es Su Iglesia.

6. Gebel dice que su éxito de masas en Anaheim es debido a la predicación de la cruz

Ya terminando, Gebel expone su éxito de masas, argumentando que por causa de predicar el evangelio, Dios le ha dado todas esas almas para pastorearlas. Esa es una presunción. Ciertamente hay predicar el evangelio, y todo el consejo de Dios, independientemente del resultado numéricamente hablando. Más bien es al contrario, cuanto más se predique sin ambages el mensaje de la Biblia, más pequeña será la congregación. Esa es la norma.

Pero él dice así: “…la gente empieza a venir a las 5 o 6 de la mañana para hacer filas y filas, y para las 8 de la mañana, nunca al día de hoy hay menos de 1500 personas en la fila para un servicio que empieza a las 11. Es un fenómeno que se repite, y únicamente, el precedente fueron las reuniones de Katherine Khulman. Nadie puede creer porque hay tantas filas…ahora es en el Anaheim Convention Center, un estadio, antes era la Catedral…” Dice que ese éxito es debido al mensaje de la cruz; eso es lo que él dice.

En mi modesta opinión yo más bien creo que de la misma manera que llenaba estadios antes de predicar la cruz, como dice que ahora hace, ahora es igual. La gente siempre ha pagado para ver su actuación, su entretenimiento cristino, que no cristiano.

La cruz verdaderamente jamás ha sido un mensaje popular, ni lo será: “Cristo crucificado…para los gentiles locura” (1 Co. 1:23), y lo que no podrá asegurar es que la mayoría de los que hacen fila para entrar son verdaderos creyentes.

En todo caso, la Palabra nos enseña que el crecimiento verdadero, tanto individual como numérico, solamente es debido a Dios (1 Co.3:7), jamás al hombre y tampoco al mensaje, aún el verdadero.

7. Rick Warren, ¿Un hombre de Dios según Gebel?

En ese punto, y a raíz del éxito de masas, menciona a Rick Warren, quien se interesa por la cuestión, y lo presenta como un hombre de Dios. Dice así: “El escritor de “Una vida con propósito”, Rick Warren, me pide una cita, una entrevista, y yo privilegiado por semejante hombre, voy a verlo a su iglesia, y él que es un hombre muy analítico, un hombre de Dios...”

Rick Warren, NO es un hombre de Dios y Gebel debería saberlo. Es un hombre del Nuevo Orden Mundial dirigido a la religión. Rick Warren ante 8.000 musulmanes aseguró que es necesario “animar a crear una alianza cristiano-musulmana”; que las dos mayores religiones del planeta "deben trabajar juntas para luchar y resolver los problemas mundiales” (1) Ver más de esto en:

http://www.centrorey.org/apologetica/apg_09.html

Conclusión

El engaño no se construye solamente con mentira o mentiras; el engaño, sobre todo el dirigido a la seducción del oyente, se construye con mucha verdad, pero no toda.

Esta seducción, y quien la lleva a cabo, se resume como un rasgo inherente de la idolatría, y la Palabra no puede ser más clara:Por tanto, amados míos, huid de la idolatría” (1 Co. 10:14)

No se acerca de las intenciones del corazón de Dante Gebel; eso sólo Dios lo sabe, y sólo Él es el Juez, no yo. No obstante, la Palabra nos exhorta a hacer una defensa del evangelio, asegurándonos de que iban a entrar falsos hombres de Dios en el medio cristiano (Judas 3, 4) y que es menester que el pueblo de Dios sea atalaya. Nadie puede negar esto tampoco.

(Gl. 5:9) “Un poco de levadura leuda toda la masa”, eso es bien cierto. Gebel aunque débil en sus planteamientos desde una perspectiva teológica, ha expuesto gran parte de verdad en su disertación, eso es indiscutible, y justamente, ahí es donde veo el gran peligro, que junto con toda esa obvia verdad, también ha ido colando elementos que no son verdad, o que no son conforme al prístino consejo de Dios. Un poco de levadura leuda toda la masa.

SOLI DEO GLORIA

© Miguel Rosell Carrillo, pastor de Centro Rey, Madrid, España.
Mayo 2014
www.centrorey.org

Anotación:

  1.  http://www.entrecristianos.com/200907121003/Rick-Warren-intervino-en-una-conferencia-musulmana

FIN