LA UNIDAD DEL ESPÍRITU Y SU FUNCIONALIDAD